Pros y contras del uso de vitamina C en la sepsis

Actualmente    el    uso    de   vitamina   C intravenosa   en  el  paciente crítico  está siendo  avalado  en distintos  estudios   y revisiones   recientes  (1).  Sin   embargo, existen controversias sobre la dosis y su empleo. Recientes revisiones sistemáticas no han encontrado  beneficios  con  suplementación  de  vitamina C  a  dosis bajas,  y  se  cree  que  dichos  resultados  podrían  deberse  al  uso  de  dosis insuficientes, y   diferentes   ensayos   farmacocinéticos concluyen  que  son necesarias dosis diarias   de  2-3 g  para  normalizar  los niveles  plasmáticos (hasta el 40% de los pacientes sépticos presentan déficit de vitamina C) en la mayoría de los ensayos se administraban dosis inferiores.

La   actualización   de   UpToDate   (2)   en   relación    con    las   terapias   en investigación para la sepsis refiere del posible beneficio que podría tener la combinación  de  vitamina  C,  tiamina   e  hidrocortisona.  No  obstante,  en contra   de   estos   hallazgos  aportan  los  datos  de  un  metaanálisis (4)  de reciente publicación (2019) sobre el  efecto  de  la  vitamina C  en  pacientes críticos, que incluye 44 ensayos que incluyen 2.857 pacientes ingresados en UCI y 3.598 pacientes  en  unidades  de  cirugía  cardiaca  concluyen  que  la utilización de vitamina  C  en  los  pacientes  de  UCI  no  se  asocia  con  una mejora en la supervivencia o en la duración de la estancia hospitalaria.  No obstante, la evidencia actual es aún insuficiente  para extraer conclusiones firmes.

La evidencia acumulada en los diferentes estudios indica que las dosis altas de vitamina C con o sin tiamina y esteroides no se asocian a una mejoría en términos   de  beneficios  en  la  mortalidad  ni  en  disminución  de  días  de estancia en UCI, ni hospitalaria.

En resumen
Aunque distintos  estudios  han  comunicado  los   beneficios  del  uso  de  la vitamina C en varias situaciones, su administración  en  el  paciente  séptico no está clara y la mayoría de las últimas publicaciones parecen coincidir en que su uso  no  mejora  la  supervivencia  en  este  grupo  de  pacientes.  Sin embargo,  no   se   dispone   de   suficientes  ensayos  clínicos   aleatorizados suficientes, junto las características metodológicas de los diferentes estudios y la diferencias en  las dosis  empleadas, así  como  las  controversias  de  los resultados impide extrapolar conclusiones de la eficacia de la vitamina C en los pacientes con sepsis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *